jueves, 24 de octubre de 2019

FRANCO MURIÓ


Está pintada situada en el centro de salud de La Bañeza (León) nos recuerda que el dictador lleva muerto más de una generación aunque parece que el franquismo sigue “presente” en el latido de los corazones de unos pocos que no son nadie
¿Qué hemos hecho mal en estos cuarenta y cuatro años para que esto ocurra?
La mayoría de los españoles vivimos mucho mejor que lo hicieron nuestros padres e infinitamente mejor que nuestros abuelos. Pero la prosperidad no olvida y el perdón interior de cada persona asesinada por uno u otro bando nunca será completo, nunca.
La sociedad ha perdonado a los unos y a los otros institucionalmente, más por mirar al futuro que por convicción. A partir de esta mediática exhumación se ha de trabajar en reparar el olvido y conseguir el perdón individual que nos engrandecerá como sociedad de los unos y de los otros porque todos somos.
La exhumación histórica de los restos de Franco es un paso necesario e imprescindible, con respeto, sin acritud. ¿Quién no ha recibido en estos días algún mensaje mofándose de la exhumación de hoy? Síntoma claro que la sociedad en su conjunto mira al futuro y poco nos importa este acto. Pero en el interior de cada familia que perdió un ser querido, hay muchas arterias obstruidas por las que le cuesta pasar la sangre oxigenada de la actual democracia española. !Sea por ellas, sea por todos!



GEOLOCALIZACIÓN